martes, 29 de julio de 2008

Monstruo: ¿Quién mató realmente a los unitarios?

Artículo de RJ Eskow* para The Huftington Post


Yo diría que los unitarios son el pueblo solícito y reflexivo de Dios, aunque no hacen declaraciones particulares sobre Dios. Y en algunas partes del país esto requiere de bastante valor.

Mi primera esposa y yo nos unimos a una iglesia unitaria en los suburbios de Washington DC y ahí criamos a nuestros hijos. Ella y yo teníamos diferentes antecedentes en cuanto a religión –en cierta forma, yo tenía antecedentes de diferentes tradiciones religiosas, me crié en el judaísmo, pero tenía parientes católicos y bautistas del sur. Ambos practicábamos meditación la budista (y encontramos ahí a otros que también lo hacían).

Los unitarios tienden a ser intelectuales, verbales, instruídos, reflexivos, y provienen de muy variadas tradiciones y experiencias de fe. Algunos son ateos, algunos son agnósticos, otros creen en Dios en una variedad de formas occidentales y orientales. Algunos se describirían a sí mismos como 'éticamente cristianos', aunque otros no se definirían así –pues no se trata de un grupo exclusivamente cristiano. Una broma popular entre unitarios es que la palabra 'Jesús' sólo se escucha en una iglesia unitaria cuando alguien se tropieza en las escaleras y que el único sacramento es el café negro que se sirve en la convivencia posterior a los servicios.

La denominación religiosa unitaria universalista es el producto de una fusión entre el unitarismo y el universalismo, dos denominaciones cristianas con una historia de algunos siglos. El unitarismo se fundó sobre la creencia de que la Trinidad era ilógica y que sólo podría haber una divinidad. Los universalistas creían que Dios sería demasiado misericordioso para condenar a cualquiera a una eternidad en el infierno y que incluso la persona más malvada saldría eventualmente de ahí (luego de 50 mil años, o algo así). Finalmente se unieron y abandonaron todo dogma (Véase una formulación de las creencias unitarias al pie de este artículo**).

Cuando mi trabajo me llevó a Hungría, llegué a la única nación sobre la faz de la tierra que alguna vez tuvo un gobierno unitario (durante el reinado del príncipe Juan Segismundo de Transilvania, que decretó la tolerancia religiosa en 1568). Ralph Waldo Emerson es lo más cercano a un santo con que contamos los UU. Ministro ordenado de la iglesia, su discurso de la Facultad de Teología de Harvard fue revolucionario en su día.

Emerson rechazó todas las afirmaciones de lo sobrenatural en la Biblia. Dijo que los milagros eran 'monstruos', en el sentido original de la palabra 'contrario a la naturaleza'. En un giro particularmente notable de la expresión, dijo que "no se trata de que alguien le sople a un trébol y haga que caiga la lluvia". Emerson nos decía que la belleza del mundo manifiesto debiese ser suficiente.

¿Acaso por creer eso se justificaría matar a una persona?

Mi actual (y futura) esposa y yo fuimos casados por el Revdo. Forrest Church en la Iglesia de Todos los Santos Unitaria en Manhattan (ahora el Dr. Church nos enseña cómo encarar la muerte). Cuando, en diversos puntos de mi carrera las ofertas de trabajo me llevaban al Sur Profundo, siempre me aseguré de que hubiese una iglesia unitaria cerca. Una de esas posibilidades de trabajo, que decidí dejar de lado, fue en Knoxville.

Jim Adkisson de Powell, Tenesí fue el hombre que puso su dedo en el gatillo. Él tenía problemas mentales y una vida dura y amarga. Aparentemente dejó una carta para explicar que odiaba a la iglesia por sus creencias y opiniones liberales. Y la iglesia tenía un anuncio en su exterior que indicaban que se acogía abiertamente a gueis y lesbianas.

¿Quién mató realmente a los unitarios? ¿Fueron los predicadores que difundieron el odio y la ignorancia? ¿O acaso los políticos que los cortejan y halagan en vez de condenar su discurso de odio? ¿O quizás la máquina mediática que que ataca a los liberales, los llama "traidores" y sugiere que te dirijas a ellos "con un bate de beisbol"? ¿O sería el sistema económico que apalea a la gente como Jim Adkisson hasta quebrantarlos, y que luego les dice que sus enemigos reales son los gueis, los liberales y los humanistas seculares?

Si me lo preguntan, para mí que fueron todas las anteriores.

Tú los mataste, Pat Robertson. Tú los mataste, Pastor Hagee. Tú los mataste, Ann Coulter. Tú los mataste, Dick Morris y Sean Hannity y el resto de ustedes en Fox News.

El tiroteo comenzó cuando los niños de la iglesia presentaban un musical basado en "Annie". Un miembro de la iglesia de hombros anchos bloqueó los tiros y evitó que hubiera más muertos, y él murió. No necesitas creer en un dogma para ser un héroe. ¿Te acuerdas de esa canción de "Annie"? Probablemente te haga poner la piel de gallina como a mí. "El sol saldrá mañana".

El sol sale. Eso es natural. Es alguien que sopla al trébol y hace caer la lluvia. Pero ¿qué es un hombre enloquecido, que luego ha sido programado por la sociedad para asesinar gente por el mero hecho de ser amorosos y tolerantes?

Eso es un monstruo.


~~~

*[RJ Eskow es escritor, consultor, y compositor/músico (ocasional). Ha trabajado en pollítica pública, comunicaciones, tecnología de la información y finanzas; tanto en los EUA, como en 20 países extranjeros. Ocupó cargos directivos (incluso CEO) en varias empresas de seguros y del ámbito de la atención de la salud, antes de instalarse en su actual carrera.

[Además de escribir para
The Huftington Post mantiene sus propios blogs: Future-While-U-Wait sobre tecnología y futurismo, A Night Light para política y música, así como The Sentinel Effect para asuntos relaciondos con la atención de la salud. Es posible comunicarse con él a la siguiente dirección electrónica "rjeskow@gmail.com."]

~~~

** LO QUE CREEMOS LOS UNITARIOS
Por el Revdo. David Rankin

1. Creemos en la libertad de expresión religiosa. Todos los individuos deberían ser animados a desarrollar su propia teología personal y a presentar abiertamente sus opiniones religiosas, sin temor a censuras o a represalias.

2. Creemos en la tolerancia de las ideas religiosas. Todas las religiones, en toda época y cultura, poseen no solo un mérito intrínseco, sino también un valor potencial para quienes han aprendido el arte de escuchar.

3. Creemos en la autoridad de la razón y la conciencia. El árbitro final en la religión no es una iglesia, o un documento, o un funcionario, sino la elección personal y la decisión del individuo.

4. Creemos en la búsqueda interminable de la Verdad. Si el corazón y la mente son verdaderamente libres y estan abiertos, las revelaciones que aparecen ante el espíritu humano son infinitamente numerosas, eternamente fructíferas y maravillosamente excitantes.

5. Creemos en la unidad de la experiencia. No hay un conflicto fundamental entre la fe y el conocimiento, la religión y el mundo, lo sagrado y lo profano, dado que todo ello tiene su fuente en la misma realidad.

6. Creemos en la valía y dignidad de cada ser humano. Toda la gente en la tierra tiene el mismo derecho a la vida, la libertad y a la justicia –y ninguna idea, ideal o filosofía es superior a una sola vida humana.

7. Creemos en la aplicación ética de la religión. Las buenas obras son el producto natural de la buena fe, la evidencia de una gracia interior que encuentra su culminación en la implicación social y comunitaria.

8. Creemos en la fuerza movilizadora del amor. El principio rector de las relaciones humanas es el principio del amor, que siempre busca el bienestar de los otros y nunca lastimar o destruir.

9. Creemos en la necesidad del proceso democrático. Los registros están abiertos al escrutinio, las elecciones abiertas para los integrantes y las ideas abiertas a la crítica –de manera que la gente pueda gobernarse a sí misma.

10. Creemos en la importancia de una comunidad religiosa. Validar la experiencia requiere de la confirmación de los semejantes, quienes proveen de una plataforma crítica, junto con una red de apoyo mutuo.

1 comentario:

Pablo dijo...

http://www.knoxnews.com/news/2008/jul/28/church-shooting-police-find-manifesto-suspects-car/

Inside the house, officers found "Liberalism is a Mental Health Disorder" by radio talk show host Michael Savage, "Let Freedom Ring" by talk show host Sean Hannity, and "The O'Reilly Factor," by television talk show host Bill O'Reilly.

The shotgun-wielding suspect in Sunday's mass shooting at the Tennessee Valley Unitarian Universalist Church was motivated by a hatred of "the liberal movement," and he planned to shoot until police shot him, Knoxville Police Chief Sterling P. Owen IV said this morning.